Select your language:



Carne & Vino

beef_wine_2
beef_wine_3
beef_wine_1

La unión de la carne y el vino solía ser una combinación tan sencilla como un bistec y un buen vino tinto. Esta idea permanece como uno de los clásicos favoritos, pero hoy en día los menús ofrecen todo un mundo de posibilidades. La sofisticación y globalización ha llegado a las cocinas haciendo que la variedad de platos hechos con carne sea inmensa, de la misma manera que han aumentado el número de marcas de vino están disponibles en todo el mercado internacional. Las posibilidades de maridaje entre carne y vino nunca habían sido tan amplias, deliciosas e ilimitadas como en este momento de la historia. ¿Cómo encontrar la mejor opción?

La verdad es que no hay reglas fijas

Existen multitud de combinaciones de extraordinarios sabores afines, pero estas combinaciones no son resultado de una búsqueda científica, más bien surgen de grandes intuiciones, instintos, imaginación, experimentación y diversión. Cuando estas uniones se dan la carne y el vino forman una explosión de sabor única. Desde la perspectiva del paladar, son el equivalente a 1+1=3.

Una cosa es cierta, la combinación de carne y vino es algo más que dos sabores afines. Son en su conjunto toda una experiencia. Más que en la mayoría de comidas y bebidas, carne y vino son una unión sensual, una experiencia profundamente arraigada en el placer y satisfacción de quienes la disfrutan. La estrategia es simple, cuanta más carne se venda, se venderá más vino. Es una sinergia que puede potenciar la venta de dos de los elementos más exquisitos y costosos del menú. Mientras más sepa de maridaje, mejor funcionará esta estrategia.

Presentar una o dos recomendaciones de vino junto a los platos de carne en el menú, teniendo en cuenta la recomendación por copa o por botella entera.

  • Llevar a cabo con los camareros degustaciones de buenos maridajes de carne y vino, cuanto más grande sea el vínculo entre el personal y los productos que ofrece más fácil le resultará venderlo.
  • Formar al personal para que sugieran un vino adecuado junto con los platos de carne, proporcionándoles el lenguaje necesario para que puedan entusiasmar a los comensales: “Tenemos un exquisito solomillo a la pimienta, que marida a la perfección con una copa de este vino”
  • Ofrecer una cata de vino que maride con el plato que haya escogido el comensal en el momento de presentarle el plato tiene un valor incalculable y es posible que conduzca a la venta de la botella entera o de otra copa.

Experiencia vino y carne

Una buena experiencia de carne y vino la podemos crear a partir de una cata que combine distintos tipos de vinos y carnes. De esta manera el comensal puede probar y comparar cuál de las combinaciones es la que más le gusta.

  • Dos vinos junto con dos tipos de corte de carne, ofrecido como un pequeño aperitivo acompañado de dos vinos diferentes.
  • Invitar a productores de vino a participar en cenas especialmente dedicadas a enólogos, donde el vino y la carne sean los protagonistas.
  • Invertir en la formación del gerente del restaurante para que pueda actuar como sumiller recomendando las mejores opciones de vino para cada momento y cada plato, actualizando su conocimiento constantemente con las nuevas tendencias y su vez pueda formar a los demás camareros en este ámbito. Con ello conseguiremos una experiencia exquisita entre vino y carne.

Share this page on social networks: